0

Tu carrito

Sillas para montar a Caballo

La silla o montura de un caballo es probablemente el accesorio más caro  de todos los que necesitarás para tu caballo.

Elegir una silla adecuada para tu caballo no es como comprar unos zapatos. Hay que tener mucho cuidado a la hora de comprar una silla para tu caballo, ya que no sólo depende de la fisionomía del caballo, sino también de tu propia fisionomía y del deporte que vas a practicar con tu caballo.

Hay jinetes que disfrutan de montar a caballo por el campo y senderos y de vez en cuando disfrutan saltando un troco o obstáculo en el camino. Para estos jinetes, quizás la mejor opción es una silla inglesa, una de uso general o una montura campera.

Por lo contrario, si lo que más le gusta es una disciplina en particular como el salto de obstáculos o la doma clásica, es aconsejable comprar una montura para esa disciplina en particular.

Silla de cuero o sínteticas

Antiguamente las monturas se hacían únicamente de cuero, pero actualmente hay una gran variedad de materiales hechos de cuero sintético que pueden ser una buena elección.

Una de las ventajas de las sillas sintéticas es que por lo general son más ligeras y fáciles de limpiar. Están disponibles en una amplia variedad de tipos, tanto ingleses como vaqueras y además también en diferentes colores.

El cuero es el material tradicional con el que se fabrican las sillas de montar. Sin embargo, no todo el cuero tiene las misma calidad y una silla que podría parecer una ganga puede resultar estar hecha de cuero de baja calidad. Busca siempre un cuero de buena calidad y presta atención al acabado, las costuras y los accesorios a la hora de elejir una montura de cuero auténtica. Una montura de calidad si se cuida bien durará muchos años.

Ajustar la silla al caballo y al jinete

Una silla que no se ajusta correctamente a tu caballo puede dar lugar a todo tipo de problemas de entrenamiento y de salud. Un montura que no se ajusta bien es perjudicial tanto para el caballo como para el jinete.

La característica principal de la silla que dicta si se ajusta bien al caballo es la anchura del canal de la montura. No todos los lomos de los caballos son iguales, una purasangre ingles tiene una espalda totalmente diferente que la de un caballo árabe o un haflinger por ejemplo. Si la silla tiene una canal demasiado ancho, la silla presionará sobre la cruz del caballo y si es demasiada estrecha lo pellizcará.

Otro punto a considerar es el equilibrio de la silla. El borrén delantero y trasero determina si una silla se inclina hacia atrás o hacia adelante. Una montura mal nivelada creará una presión incómoda para el caballo, además de no quedarse fija en su sitio.

A continuación un video que explica como se mide y ajusta una montura tradicional.

Igual de importante es que la silla se ajuste al jinete. Una silla demasiado pequeña causará incomodidad al chocar repetidamente contra el borrén. Por lo contrario, una silla que es demasiado grande dificulta mantener el equilibrio y posicionamiento.

Montura nueva o usada

Si te estás iniciando en el mundo de los caballos o quieres ahorrar dinero, una buena opción es comprar una montura usada. La ventaja que tienen las monturas usadas, si están bien cuidadas, es que el cuero ya no está dan duro al haberse ya estrenado anteriormente.

Hay muchas tiendas hípicas que ofrecen monturas de segunda mano, también siempre están las tiendas on-line que normalmente solo venden sillas nuevas. Sea cual sea tu elección, asegúrate siempre antes de comprar una montura que sea de la buena medida y se ajuste bien a tu caballo.

Mostrando 1–54 de 593 resultados