Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Danés

Caballo Danés

Hablar del caballo Danés o Danés de Sangre Caliente no es sencillo, puesto que no es tan ancestral como otras razas. Sin embargo, todo buen amante de los equinos necesita conocer estos ejemplares. Es por ello que a continuación nos detendremos a examinarlos punto por punto.

OrigenDinamarca
Alzada1,60 – 1,73 m
Doma Clásica
Salto
Concurso completo
Libro genealógicoVarmblod.dk

Origen del Danés

El Danés es una raza bastante joven, quizá la más nueva de las que conocemos en la actualidad. Su origen comienza en el año 1962. Antes de ese año la crianza de caballos era bastante limitada dentro de Dinamarca. Apenas había dos yeguadas estatales.

Peor aún, a principios del siglo XX se producía ejemplares solamente de tiro sin características destacables. Pero luego en 1962 se decidió cambiar eso, de modo que se empezó a importar caballos de diversos países. Entre ellos Alemania y Suecia.

El propósito no era otro que desarrollar una nueva raza mucho más dotada que superase las fallas de su predecesora. Durante el proceso se añadió también algunos caballos hannoverianos, cuya resistencia ya era entonces legendaria.

De la unión salió el Danés que ahora conocemos. Su capacidad ha sido tal desde el comienzo que se lo ha usado con éxito en torneos deportivos. En muchos ha conseguido el premio principal, como en el Campeonato Mundial de Doma Clásica.

Características

El caballo Danés no posee cualidades físicas particularmente notorias. De hecho, se mantiene en un estándar entre todas las razas. Con todo, debemos mencionar sus características:

Cuello largo

En el Danés el cuello posee una longitud bastante extensa. De la misma manera, está ligeramente encrestado.

Miembros definidos

El caballo Danés no posee miembros demasiado robustos. Antes bien, está justo en la línea media. Sus miembros están muy bien definidos, lo cual le da una imagen sencilla y atractiva.

Cruz amplia

La cruz del Danés es bastante prominente. Por fortuna, eso no le resta elegancia. Cabe destacar también que su descenso hacia los hombros tiene un diseño uniforme.

Dorso promedio

El dorso de estos caballos cuenta con un tamaño promedio. Al nivel de la cincha es un tanto más amplio, pero la diferencia es pequeña.

Alzada alta

La estatura del Danés va de 160 a 173 cm, al menos en promedio. Casi siempre los ejemplares alcanzan la cifra máxima, lo que hace de esta raza una de las más altas.

Colores sólidos

En el caballo Danés puede presentarse casi cualquier color sólido. Sus tonalidades son mayormente oscuras, dándole así una apariencia más feroz. Más allá de eso, es bien sabido que el baya es el tono más frecuente de todos los que hay.

Hombros

Los hombros en el Danés poseen un cierto grado de inclinación. No es muy notable, a decir verdad. Sin embargo, sí es una característica propia de todos los ejemplares.

Temperamento

Esta raza posee un carácter muy tranquilo. Actúan de forma pasiva con cualquier persona que se les acerca. Y si reciben un buen trato no dudarán en devolverlo.

Vale señalar también la serenidad de estos caballos. Muchas personas la confunden con una frialdad absoluta. No obstante, lo que verdaderamente sucede es que se mantienen en calma incluso ante circunstancias fuertes.

Lejos de ser un problema, esa actitud calmada resulta beneficiosa para ti como jinete. Tanto si lo usas en actividades comunes como para el deporte, no se dejará llevar por la presión.

Usos

El principal uso que ha recibido el Danés desde su concepción es la equitación de ocio. Se trata de una actividad para la cual ha demostrado tener una gran habilidad natural. Los múltiples premios que ganado la raza lo demuestran.

Son muy aptos para las disciplinas internacionales del cross-country o campo a través, doma clásica y el salto.

Videos del caballo Danés

Cuidados del caballo Danés

Dada su gallardía y buena composición, el Danés no amerita cuidados especiales diferentes a los de otras razas. Así pues, mencionaremos los más importantes:

  • Alimentación. Estos caballos necesitan comer mucho heno, independientemente de la dieta que sigan. Puedes jugar con mezclar diferentes tipos entre sí. Garantiza que coma al menos dos veces diariamente.
  • Agua. El Danés es uno de los equinos que más agua consume. En promedio puede tomar sin problemas 50 litros al día. Esto es fundamental para cuidar su pelaje.
  • Cepillado. El Danés no tiene un pelaje demasiado delicado. Sin embargo, no dudes en usar un cepillo de crin, famoso por su suavidad.