Saltar al contenido
Paracaballos.com

¿Qué comen los caballos? ▷ Las 7 REGLAS que has de seguir

El caballo se alimenta principalmente de hierba en los pastos, sin embargo a la mayoría de los caballos domésticos se les da principalmente forraje.

comida de los caballos
Los caballos domésticos suelen comer pricipalmente forraje y pienso. Se les puede dar alguna fruta y hortaliza de vez en cuando.

Los caballos son herbívoros no rumiantes y tienen una dieta vegetal muy específica. La dieta alimenticia del caballo contiene mucha fibra que es necesaria para el adecuado funcionamiento de su tracto digestivo el cual es extremadamente largo y sensible.

Los caballos son animales que por naturaleza suelen pasarse gran parte de día comiendo pequeñas cantidades y con frecuencia durante todo el día. Tenemos que tomar este dato en consideración y no dejar al caballo sin comida durante varias horas

Para complementar la alimentación y mejorar la dieta del caballo también se les suele dar piensos, granos, cereales, frutas, verduras, electrolitos y sales minerales.

Es importante señalar que cualquier cambio rápido en la dieta de su caballo puede causar enfermedades, especialmente cólicos y por ello es recomendable consultar un veterinario o nutricionista equino para evitar problemas alimenticios y de salud.

En esta guía de alimentación para caballos le daremos consejos prácticos de lo que debe comer su caballo y qué alimentos se han de evitar.

Reglas y recomedaciones para una correcta alimentación

Una alimentación equilibrada es primordial para el caballo. Cada caballo tiene necesidades alimentarias diferentes y por ello hay que adaptar su alimentación acorde a su raza, edad, ejercicio físico, peso y época del año.

En general te recomedamos que sigas estas pautas:

  1. Dale al caballo forraje en abundancia

    La mayor parte de su dieta tiene que estar compuesta de forraje.
    El caballo tiene que comer entre 1.5% y 2.5% de su peso en forraje a diario. Para la mayoría de los caballos un heno de buena calidad es suficiente. La dieta del caballo puede complementarse con pienso de cereales pero en cantidades ajustadas y siempre según las necesidades de cada caballo.

  2. Pienso y cereales en cantidades limitadas

    Si vas a dar pienso y cereales al caballo, es mejor dárselo en cantidades pequeñas y en diferentes intervalos durante el día para beneficiar la digestión del caballo. Lo ideal es darle 2 tomas pequeñas o más de pienso durante el día en vez de darle una gran cantidad de golpe.

  3. Adapta la cantidad de comida a las necesidades de tu caballo

    Cada caballo tiene diferentes necesidades. Ten en cuenta tanto el tamaño como la cantidad de trabajo que realiza para determinar cuánto necesitan comer. Si cambias la rutina de trabajo tendrás que adaptar la cantidad de comida que reciba.

  4. Los caballos que pastan afuera no necesitan tanta comida

    Los caballos que pastan en buenos pastos la mayor parte del día no necesitan mucho heno o forraje adicional. Sin embargo, si no tienen la posibilidad de pastar afuera, necesitarán más cantidad de forraje.

  5. Las necesidades varían según la época del año

    Durante el invierno o el verano, complementa el pastoreo con heno. Cuando la hierba es espesa y abundante, puedes reducir o eliminar por completo las raciones de heno, según el pasto disponible.

  6. En lo que a piensos se refiere, menos es más

    Es recomendable empezar con una cantidad mínima de pienso y ir ajustando según sea necesario. De esa manera podrás encontrar el equilibrio adecuado de pasto, forraje y pienso para las necesidades particulares de tu caballo.

  7. No te olvides del agua

    Un caballo bebe entre 38 y 45 litros cada día. Tu caballo necesita tener acceso a una fuente de agua para poder saciar su sed.

¿Cuánto deben comer los caballos?

Para poder evaluar cuanta comida necesita tu caballo, lo primero que tienes que hacer es saber cuanto pesa tu caballo.

Es primordial saber lo que pesa tu caballo para poder dosificar mejor su comida. Ten en cuanta que si tu caballo pasa muchas horas pastando al día tendrás que darle menos forraje.

Un caballo adulto promedio debe comer entre 1.5% – 2.5% de su peso en forraje.

Por ejemplo si un caballo pesa unos 450 kg, tendrás que darle entre 9 y 11 kg de forraje.

Calcula aquí lo que pesa tu caballo

En términos de cuánto comida se le debe dar, al menos la mitad de su dieta debe ser forraje. Obviamente cuanto más trabaje un caballo más comida necesitará durante el día.

Es recomendable consultar con un dietista equino o un veterinario para aconsejarle una dieta específica para su caballo.

No es recomendable que el caballo trabaje después de haber comido, ya que le puede sentar mal y podría afectar su digestión.

En el esquema inferior podrá ver la masa corporal de su caballo y evaluar si su caballo está bien nutrido, si le falta comida o tiene sobrepeso.

Alimentos recomendados

Forraje

La gran mayoría de los caballos no siempre tienen acceso al campo y no tienen la oportunidad de estar comiendo hierba durante todos los días del año. Por este motivo al caballo se le ha de dar forraje como alimento básico.

El forraje son hierbas secas y es la comida principal del caballos de cuadra ya que los mantiene llenos y además es necesario para su correcto funcionamiento, especialmente en los meses de más frío, desde el otoño hasta el comienzo de la primavera, cuando escasea la hierba fresca.

Hay muchísimos tipos de forraje, como el heno, la alfafa seca y la paja.

Sabías que el caballo mástica entre 2.200 y 2.500 veces para consumir 1kg de heno y que puede producir más de 5 litros de saliva en 1 hora comiendo.

La salivación y masticación del caballo es primordial para la correcta digestión de los alimentos y la prevención de úlceras estomacales.

Ya que el caballo genera mucha saliva, es importante que tenga acceso a agua potable. Un caballo bebe entre 38 a 45 litros por día.

El caballo suele comer unas 16 horas diarias ya que su sistema digestivo lo requiere. Por ello los caballos siempre tienen paja en sus cuadras, ya que de esa manera pueden ir picando paja de tanto en tanto.

La selección de un buen forraje depende de muchos factores y se ha de evaluar según las necesidades y características de cada caballo, como raza, peso, edad, metabolismo y carga de trabajo. En muchos casos una mezcla de heno de leguminosas y heno de hierba puede ser una opción acertada para su caballo.

A los caballos les encanta comer hierba. Es su alimento natural y es excelente para su sistema digestivo.

El Heno viene a ser la hierba seca y cortada para alimentar al caballo.

Hay diferentes tipos de heno y de calidades diferentes. Henos de buena calidad deben de ser verdes y con olor dulce, sin rastros de moho y sin excesos de polvo.

El Heno seco suele contener un 20% de agua. Hay henos que contienen más agua, a estos henos se les llama henos de ensilaje.

Por otro lado está el heno de hierba que contiene menos proteinas y energía que el de leguminosas, pero tiene más fibra.

Hay que tener precaución con la cantidad de heno de ensilaje sobre todo para aquellos caballos que han sufrido cólicos o que son propicios a tener problemas gástricos, ya que el heno de ensilaje contiene más proteínas.

El Heno que se le da al caballo es un heno muy diferente al que se les da a las vacas y ovejas por ejemplo.

Caballos que hacen mucho trabajo físico, yeguas preñadas o potros, puede ser que requieran un heno con alto nivel en proteínas como la alfalfa o de otras leguminosas para satisfacer la necesidad de calorías y energía que necesitas estos caballos.

Por otro lado, en épocas primaverales, cuando hay abundante hierba hay que tener cuidado que el caballo no coma demasiada ya que puede causarles infosura que es una inflamación del casco del caballo que les produce muchísimo dolor.

Comer mucha hierba puede causarles infosura o laminitis por un exceso de proteínas en su dieta.

Asegúrate de que el pasto que coma el caballo no incluya plantas o hojas dañinas tal como la hierba cana, deladera, belladona, renánculo, adelfas, hierba de San Juan, trébol alsike, pino y tejo.

Pienso

Los piensos son compuestos de diferentes cereales con o sin heno y los hay de todas clases. Por lo general dan energía y nutrición adicional a tu caballo. Sin embargo no tienen que ser la comida primoridial del caballo, ya que si se combina en cantidades o combinaciones incorrectas puede provocar desequilibrios de minerales. Por este motivo es siempre recomendable consultar con un experto en alimentación equina.

El caballo cuando come pienso suele masticar mucho menos que cuando consume heno. Como consecuencia el caballo produce mucha menos saliva cuando lo consume.

Para un caballo normal, no es recomendable dar más de 2kg de pienso por toma ya que de lo contrario puede causar cólicos u otros problemas.

Granos y cereales

Los granos y cereales más comunes para el caballo son la avena, cebada, maíz y salvado.

Agregue granos y cereales sólo si su caballo lo necesita para satisfacer sus necesidades energéticas.

El cereal que con más frecuencia se usa en la alimentación del caballo es la avena (avena sin polvo y con cáscara fina). Actualmente se suelen dar mezclas ya preparadas que contienen distintos tipos de cereales.

Frutas y verduras

Las frutas y verduras son pequeños manjares para el caballo y además agregan hidratación y vitaminas a su dieta. Sin embargo, no todas las frutas y verduras son aptas para el caballo.

Algunas de las frutas y verduras que puedes dar a tu caballo son: zanahoria, manzana, melón, sandía, plátano, uvas, piña, pomelos, higos.

La mayoría de los caballos mastican estas golosinas antes de tragarlas, pero hay caballos que tragan grandes trozos de fruta y verdura por lo que hay que tener precaución por riesgo de asfixia.

Muchas de la frutas como los higos y las pasas tienen un alto nivel de azúcar natural siendo una buena alternativa al azúcar refinado que frecuentemente se suele dar al caballo.

Hay que tener cuidado de no dar demasiada fruta a tu caballo. Es recomendable no dar más de 2 frutas diarías a tu caballo.

También un exceso de frutas en la alimentación de tu caballo puede causar cólicos o infosura de los cascos

Tampoco es recomendable dar frutas que tengan huesos como el aguacate entero o las ciruelas ya el caballo se pueden atragantar.

Sales minerales y electrolitos

Frecuentemente al caballo se les da electrolitos en líquido o en polvo y sal en forma de bloque para contrarestar la pérdida de sales corporales.

¿Cuánta sal debe tomar mi caballo? Como regla general un caballo necesita unos 10 gramos de sal por cada 100 kilos de su peso corporal.

En los meses de verano especialmente, los caballos pueden perder mucha sal al sudar y al urinar por ello es recomendable darles sales minerales y electrolitos.

¿Cuándo hay que alimentar a un caballo?

Lo ideal es dar de comer al caballo en cantidades límitadas y con frecuencia durante el transcurso del día. Es reconedable por ello dar dos a tres comidas diarias para que el caballo tenga un flujo constante de alimento tal y como lo haría pastando de forma natural.

El caballo también es un animal que le gusta la rutina, así que trata de alimentarlos a la misma hora todos los días. Asegúrate también de que tenga agua y que su cuadra y comederos estén limpios ya de lo contrario puede negarse a comer o beber.

No es recomendable dar de comer a un caballo antes o inmediatamente después de haber hecho ejercicio.

¿Qué alimentos no debe comer el caballo?

Una mala alimentación puede crear serios problemas al caballo.

Advertencia: A los caballos les encanta la fruta y verduras, pero si se les da demasiado pueden darles cólicos.

Aquí una lista de alimentos que se tienen que evitar:

  1. Ajos, cebollas y pueros
  2. Tomates
  3. Patatas
  4. Pan
  5. Chocolate
  6. Cafeína
  7. Productos lácteos como el queso
  8. Frutas enteras con huesos grandes como el aguacate
  9. Coles
  10. Ruibarbo
  11. Césped
  12. Carne
  13. Plantas venenosas
  14. Plantas domésticas
  15. Hojas de pino y tejo
  16. Bellotas en abundancia