Saltar al contenido
Paracaballos.com

Información sobre los caballos

El Caballo

El caballo es un animal que pertenece a la familia de los mamíferos. Además de ser herbívoro y no rumiante es un animal vertebrado y vivíparo ya que nace del vientre de la madre o yegua.

En su hábitat natural el caballo es un animal social que vive en manadas para protegerse de otros animales depredadores y también por ello tienen preferencia a estar en amplias praderas verdes con abundante hierba.

Origen del caballo

De acuerdo a los restos óseos encontrados en las montañas de EE.UU., los primeros caballos anduvieron sobre la tierra hace a unos 50 millones de años. Este primer caballito denominado eohippus tenía el tamaño de un zorro.

Los antepasados de los caballos actuales, Equus ferus caballus, eran animales mucho más pequeños que vivían en los bosques y que luego tuvieron que adaptarse al cambio clímatico que ocurrió entre 7 y 25 millones de años.

Los bosques se convirtieron en praderas y en consecuencia, los caballos se volvieron más altos, con patas y cuellos más largos para sobrevivir en el nuevo hábitat.

Posteriormente los caballos desarrollaron cascos únicos en cada pata en lugar de dedos para poder correr mejor.

Hasta hace poco, se asumió que la raza Przewalski eran los últimos caballos salvajes que existieron, pero investigaciones científicas recientes niegan esta suposición, ya que al parecer fueron domesticados por la cultura Botai.

Sin embargo, existen diferentes manadas de caballos domésticos en varias partes del mundo que viven en estado salvaje. Según se sabe hay más de 30 lugares en el mundo en dónde todavía podemos encontrar caballos salvajes.

Las diferentes clases de caballos

Desde los primeros tiempos el hombre ha cruzado diferentes razas para potenciar determinadas características útiles y ventajosas para el hombre. De estos cruces surgieron los pequeños y robustos ponis de montaña capaces de transportar pesadas mercancías, corceles veloces con gran resistencia y modernos caballos de deporte para el salto y doma clásica por ejemplo.

Actualmente existen prácticamente todo tipo de razas de caballos y para todos los gustos.

Caballos Purasangre

Caballo Purasangre

El pura sangre se creó en Inglaterra durante los siglos XVII y XVII, cruzando caballos orientales con yeguas nativas inglesas. El Purasangre es el nombre colectivo de tres razas de caballos: el purasangre árabe, el purasangre inglés y el cruce de estos dos o Purosagre angloárabe. Se reconocen tres linajes de purasangre concretamente de los sementales Herod, Eclipse y Matchem. Estos caballos se caracterizan por ser veloces y resistentes.

Caballos de Sangre Caliente

Caballo de Sangre Caliente

Los sangre caliente son caballos que tienen tanto purasangre como sangre fría entre sus antepasados. Como tal, comparten características con ambos tipos. El término sangre caliente no tiene nada que ver con la de la temperatura corporal, sino con el temperamento. Los caballos de sangre caliente son más ansiosos que los caballos de sangre fría. Estos caballos se utilizan con mucha frecuencia en las disciplinas deportivas de doma clásica y salto. Caballos Oldenburgués, Westfaliano, los stud books alemanes, holandeses KWPN, por ejemplo pertenen a esta categoría.

Caballos de Sangre Fría

Caballo de Sangre Fría

Los caballos de sangre fría son en general caballos musculosos que se utilizan principalmente como caballos para el trabajo rural.

También los llaman caballos de tiro, son mucho más pesados ​​y tienen un temperamento más dócil que los caballos de sangre caliente. El Clydesdale, Percherón, Caballo Fiordo, por ejemplo, pertenecen a esta familia.

Caballos de Ambladura

Los caballos de ambladura son extremadamente cómodos para recorrer largas distancias. La característica esencial de este caballo es su paso llano. El paso llano es un aire o manera de desplazamiento que mantiene al caballo con su centro de gravedad centrado y ofrece al jinete un desplazamiento cómodo y suave. El paso llano consiste en mover a la vez las patas delantera y trasera de un mismo lado. El Aegidienberg, Poni de Islandia y Paso Fino son algunos ejemplos.

Caballo Western

Como el nombre lo indica los caballos western son caballos de monta americana. Estos caballos fueron adiestrados para ser utilizados como caballos de ganadería. Por lo general son caballos veloces, resistentes y capaces de cambiar de dirección de forma muy ligera y ágil. Existen varias disciplinas western o vaqueras como son el rodeo, doma vaquera y el cutting por ejemplo.

Caballo Barroco

caballo barroco lusitano

El caballo barroco es un caballo de sangre caliente, pero se diferencia de los tipos de sangre caliente más modernos ya que son algo más bajos (entre 1,50 m y 1,60 m). El caballo barroco es un tipo de caballo generalmente ágil y de fuerte constitución, descendiente de caballos medievales como el Destrero y el Palafrén. Los caballos barrocos son frecuentemente negros y tordos. Algunas de las razas modernas consideradas de tipo barroco son los andaluces, frisones y lusitanos por nombrar algunos.

Caballo de Miniatura o Poni

El poni es un caballo pequeño con una altura máxima hasta la cruz de menos de 1,48 m y un peso aproximado de unos 100 kg. El Asturcón, Poni de las Shetland y Haflinger son algunos ejemplos de estos robustos y graciosos caballitos.

Caballos salvajes

Existen varias colonias de caballos salvajes y asilvestrados en casi todos los continentes. La más famosas raza de caballos salvaje es el mustang americano, que son caballos descendientes de caballos españoles traídos por los conquistadores en el siglo XVI.

A continuación una pequeña selección de algunos de estos caballos salvajes:

Caballo Albino
Kundudo
País: Etiopía
Caballo Alter Real
Chincoteague
País: E.E.U.U.
Akhal-teke
Mustang
País: E.E.U.U.
Namib
País: Namibia
appaloosa
Cumberland
País: E.E.U.U.
Caballo árabe
Nokota
País: E.E.U.U.
Caballo Araappaloosa
Wildie
País: E.E.U.U.
Elegesi Qiyus
País: Canada
Caballo Azteca
Isla de Sable
País: Canadá

Para ver todas las razas salvajes pulsa en la imagen inferior:

Caballos Salvajes del mundo

Caballos híbridos

Los caballos, ponis, cebras y burros pueden aparearse y crear razas híbridas. Normalmente el resultado de estas diferentes combinaciones son infértiles debido al número de cromosomas que para cada tipo de équido es diferente.

Los caballos por ejememplo tienen 64 cromosomas, los burros 62 y las cebras entre 32 y 46.

¿Cuántas razas de caballos existen?

Según diferentes registros y libros genealógicos podemos constatar que hay alrededor 450 razas de caballos diferentes, de los cuales 350 son caballos y 100 son ponies.

Dicho esto muchas de las razas de caballos existentes han sido desarrolladas para satisfacer las necesidades y deseos de las personas y por ello se han ido mezclando diferentes razas que también podrían ser consideradas como razas únicas.

Antiguamente los caballos se utilizaban como medio de transporte y trabajo, pero actualmente su uso está más enfocafo para el ámbito del ocio, deporte y compañía.

Si también contaramos todas las mezclas de razas existentes, que no tienen un registro oficial o libro genealógico específico tendríamos más de 1400 razas de caballos diferentes.

De todos modos es difícil saber exactamente cuántas razas de caballos hay hoy en día ya que cada día se crean nuevas mezclas. Muchos razas de caballos son vástagos cercanos de otras razas y se han mezclado con otras razas con el tiempo.

En la mayoría de los casos, las líneas de sangre de las razas de caballos se registran en un registro de razas. El concepto es algo flexible en los caballos, ya que los libros genealógicos equinos se han creado para desarrollar razas de caballos que aún no son completamente auténticos.

Los diferentes aires del caballo

El movimiento rítmico característico de las piernas de un caballo en movimiento se llaman aires. Los tres aires naturales del caballo son el paso, el trote y el galope.

Hay muchos más aires que se les puede enseñar a un caballo, a estos aires se les llama artificiales.

A continuación podrás ver estos tres aires y como se ejecutan.

El Paso

El Trote

El Galope

Características del Caballo

Peso del caballo

De media podríamos decir que un caballo pesa unos 550 kg, pero los hay que sólo pesan 100 kg y otros más 1000 kg.

Podemos clasificar los caballos según su peso:

  1. En primer lugar hay caballos pesados estos caballos tienen alrededor de 650 kg o más y generalmente son de líneas fuertes y algo toscas. Dentro de este grupo se encuentran los caballos de tiro y para el trabajo de campo, como el Percherón y el Clydesdale. Son en general caballos de sangre fría.
  2. Luego están los caballos ligeros que pesan menos de 650 kg, tienen líneas largas y bien proporcionadas. Normalmente son caballos deportivos y para el ocio recreativo. Por ejemplo, el caballo Francés de silla.
  3. Por último están los caballos de miniatura. A estos caballos se les conoce como ponis. Suelen pesar menos de 400 kg. Entre los más pequeños se encuentran el Shetland y el Falabella.

¿Cuánto viven los caballos?

Dependiendo de la raza, el manejo y su hábitat, el caballo doméstico moderno vive alrededor de 25 a 30 años y raramente pasa de los 40 años.

Como dato curioso, el caballo más viejo registrado vivió en siglo XIX y se llamaba «Old Billy», este caballo vivió 62 años.

Velocidad del Caballo

El pura sangre Winning Brew tiene el récord mundial Guinness de velocidad más rápida en una carrera de caballos. Alcanzó una media de 77,6 km. Aunque los Quarter Horses o Cuarto de Milla son los más rápidos en cortas distancias pudiendo alcanzar velocidades de hasta 88 km por hora.

Sexos del Caballo

Según la edad y el sexo del caballo podemos distinguir estos tipos:

  • Potro o Potra: Caballo joven de hasta los 4 años.
  • Yegua: Caballo hembra adulto mayor de 4 años.
  • Semental: Caballo macho no castrado de cuatro años o más que se utiliza para la cría de caballos.
  • Caballo castrado o capón: Caballo macho al que se le ha castrado.
  • Caballo entero: Caballo macho no castrado.
  • Yearling: Caballo de purasangre inglés con una edad entre 1 y 2 años.

Las capas de los caballos

Al conjunto de pelos, crines y cola que cubren el cuerpo del caballo se llama capa. Ésta nos permite diferenciar y reconocer a los diferentes caballos.

Existen las capas simples de un color y las capas compuestas con dos o más colores. Aquí abajo los pelajes y capas más imporantes que hay:

Visión del caballo

Los caballos tienen visión bicolor o dicromática y por ello no son daltónicos. Lo que significa que pueden distinguir 2 colores, en particular son el azul y el verde y cualquier combinación de estos 2 colores, pero no pueden ver el rojo.

Visión del caballos comparada con la visión del hombre
Visión del caballos comparada con la visión del hombre

Los caballos tienen un ángulo de visión aproximado de 340 grados, mientras que la amplitud del campo visual humano abarca más o menos 180 grados.

El Esqueleto y anatomía

Esqueleto del caballo
Huesos del Caballo

El esqueleto del caballo tiene tres funciones principales en el cuerpo. Protege los órganos vitales, proporciona la estructura y apoyo de las partes blandas del cuerpo. Los caballos suelen tener 205 huesos. La extremidad pélvica generalmente tiene 19 huesos, mientras que la extremidad torácica unos 20 huesos.

Partes y anatomía del caballo
Partes del cuerpo del caballo

La dentarura

Dentarura del caballo

Un caballo completamente desarrollado de alrededor de unos cinco años tiene entre 36 y 44 dientes. Los equinos son heterodontos, lo que significa que tienen dientes de diferentes formas para diferentes propósitos. Todos los caballos tienen doce incisivos en la parte delantera de la boca, que se utilizan principalmente para cortar alimentos, a menudo hierba, mientras están pastando. Los colmillos no los utilizan.

Como los humanos, los caballos tienen dos juegos de dientes a lo largo de su vida. Los dientes de leche de los potros son temporales. Los primeros incisivos de leche ya pueden aparecer antes del nacimiento y los últimos cuando el caballo tiene unos ocho meses. Los dientes de leche se cambian por dientes permanentes alrededor de los 2 años y medio.

Sistema digestivo del caballo

El caballo es un herbívoro no rumiante. No rumiante significa que los caballos no tienen estómagos multicompartimentales como el ganado y su estómago es monogástrico. En cambio, el caballo tiene un estómago simple que funciona como el de un humano.

Al ser herbívoro significa que los caballos se alimentan únicamente de materia vegetal. El tracto digestivo equino es único en el sentido de que digiere porciones de sus alimentos de forma enzimática primero en el intestino anterior para fermentarse después en el intestino posterior.

El sistema digestivo del caballo realmente debería considerarse dividido en dos secciones, el intestino proximal y el caudal o distal. La primera sección tiene similitudes con el sistema digestivo prececal de un animal monogástrico como el perro, el hombre o el cerdo. La segunda sección se parece más al de un animal ruminate.

Sin embargo, el caballo no es un perro ni un rumiante, ni siquiera una combinación directa de ambos. Es único y debe considerarse como tal. La vaca se beneficia al tener la descomposición microbiana de los alimentos fibrosos al comienzo del tracto gastrointestinal y la absorción de nutrientes puede ocurrir a lo largo de todo el intestino. La proteína dietética no se utiliza de manera eficiente porque la fermentación microbiana descompone las proteínas más algunos carbohidratos.

En el caballo, a diferencia del rumiante, la fermentación microbiana se produce después de la sección de tipo «monogástrico» y no antes. Esto tiene un gran impacto en la forma en que debemos alimentar a un caballo y explica en parte por qué el caballo y la vaca difieren tanto en su eficiencia y requisitos nutricionales.

Alimentación

Actualmente la gran mayoría de los caballos son domésticos y su dieta tiene que estar adaptada al tipo de caballo y a la cantidad de ejercicio físico que haga.

Proporcionar una dieta equina adecuada y equilibrada es una de las partes más cruciales para el cuidado del caballo.
El cuidador del caballo, o el personal de las instalaciones, debe tener un conocimiento básico de la alimentación adecuada del caballo para asegurarse de que el caballo esté bien nutrido.

Consulta la guía de alimentación del caballo para obtener más consejos sobre cómo dar le de comer y ¿qué comen los caballos?.


Es recomendable consultar con un veterinario, dietista o nutricionista equino para establecer una correcta y equilibrada dieta.

Para determinar la salud de un caballo usted o un experto puede evaluar la masa corporal del caballo basándose en el siguiente esquema:

Masa corporal del Caballo
Evaluación de la Masa Coporal del Caballo

¿Cómo se reproducen los Caballos?

Las yeguas pueden tener potros a partir de los 18 meses. Las yeguas entran en celo repetidamente durante la temporada de reproducción y generalmente termina cuando se acerca el invierno.

Exponer a las yeguas a períodos cada vez mayores de luz artificial puede hacer que la temporada de reproducción comience antes. Durante la temporada de reproducción, las yeguas ovulan regularmente cada 3 semanas, pero están únicamente están en celo y son receptivas a un semental de entre 2 a 8 días.

La gestación (embarazo) dura entre los 330 a 342 días. Las razas más ligeras generalmente tienen un embarazo más prolongado (340 a 342 días) que las razas más pesadas (330 a 340 días).

Las yeguas preñadas generalmente tienen un solo potro y raramente nacen gemelos.

Cuando los potros nacen ya pueden ponerse de pie para mamar leche de su madre.

Para engendrar un potro el macho o semental se monta encima de una yegua en celo y inyecta su semen dentro de la yegua.

Para evitar accidentes en muchos casos la inseminación se produce de forma artificial, ya que una coz puede fácilmente dañar el semental.

Monta Natural

Inseminación artificial

El Carácter y Temperamento del Caballo

El caballo usa principalmente el lenguaje corporal para comunicarse y así evitar ser escuchado por posibles depredadores. Podemos identificar 10 características esenciales que nos ayudarán a comprender mejor el caráter y temperamento de nuestro caballo.

  1. El caballo es un animal con comportamiento de huida

    Su instinto de supervivencia primordial es la huida. Si piensas en otras especies de presas como vacas, ovejas, cabras en su estado salvaje, todas tienen cuernos y los usan para defenderse. En el caso del caballo su mejor defensa son sus patas y la velocidad de huida para no ser devorado.

    Los diferentes comportamientos del caballo están todos relacionados con su comportamiento de huida.

    El caballos en su hábitat natural ha sabido sobrevivir durante 50 millones de años gracias a este comportamiento.

  2. El caballo es uno de los animales domésticos más perceptivos

    Su sentido de la vista, oído, olfato y tacto son extremadamente agudos. Esta agudeza es fundamental para la detecteción de amenazas y depredadores.

    El sentido del oído, tacto y olfato del caballo es mucho más superior que el de un ser humano. Los caballos pueden reconocer fácilmente de dónde proviene un sonido por ejemplo.

    Pero la mayor diferencia entre los sentidos de un caballo y el hombre es la vista. Los caballos pueden captar movimientos a mucha más distancia que los humanos. Sin embargo, cuando hace mal tiempo y viento muchas veces los caballos se ponen nerviosos al haber tanto movimientos y estímulos a su alrededor.

    Los seres humanos podemos ver muy bien la profundidad mediante nuestra lente elástica que cambia de forma en nuestro ojos. Los caballos también tienen esta lente elástica, pero mucho menos desarrollada. Los caballos enfocan su vista usando una parte diferente de la retina del globo ocular.
    Por ejemplo, cuando pastan, usan la parte superior del globo ocular y se enfocan en lo que están comiendo. Al escuchar un ruido inesperado mueven la cabeza hacia arriba para mirar y lo hacen con la parte inferior del globo ocular. Este cambio brusco de la posición de la cabeza les permite cambiar su enfoque rápidamente y así poder ver lo que pasa a su alrededor.

    La otra gran diferencia es que los ojos humanos están situados en frente de la cabeza, cada ojo ve la misma imagen, por lo que los humanos tienen una visión binocular y estereoscópica que nos brinda una excelente percepción de la profundidad como otras especies depredadoras. Cuando un león persigue a una cebra, por ejemplo, necesita juzgar la distancia con gran precisión para poder capturarla.

    Por otro lado, el caballo tiene que estar atentento a quién les está cazando por lo que sus ojos se encuentran a cada lado de la cabeza lo que se llama visión lateral. Los animales de presa como el caballo tienen visión lateral y periférica que les permite ver todo lo que ocurre a su alrededor.

    A diferencia de otros animales depredadores, los caballos no pueden juzgar bien la profundidad y por ello pueden tener miedo al cruzar un arroyo poco profundo o al subirse a un remolque por primera vez.

  3. El caballo es el animal doméstico que aprende más rápido de todos los animales.

    ¿por qué? porque los aprendices lentos no sobreviven. Un animal de comportamiento de huida tiene que aprender rápido.

  4. El caballo tiene una de las mejores memorías de los animales domésticos.

    Si el caballo tuviera mala memoria no sobreviviría para poder reproducirse. Los caballos en su estado salvaje necesitan recordar, a qué distancia tienen que correr y la dirección de huida para poder sobrevivir.

  5. Tiempo de reacción o tiempo de respuesta

    Los caballos tienen uno de los tiempos de reacción más rápidos de todos los animales. Como no tienen cuernos para protegerse de depredadores, necesitan excelentes habilidades de reacción.

  6. El caballo se puede desensibilizar a estímulos que le causan miedo si se sabe cómo desensibilizarlos

    Esto parece contrario a lo que pensamos que sería la reacción de un animal de huida. Es importante que un animal con comportamiento de huida se insensibilice sobre las cosas que determina si son peligrosas o no, de lo contrarío no dejaría de correr o no tendría tiempo suficiente para comer, descansar o reproducirse. Con un adiestramiento correcto, los caballos son fáciles de desensibilizar para que no tengan miedo.

  7. El caballo es un animal de manada.

    En estado salvaje, nunca están solos y siempre están con otros caballos. Esto es importante para poder defenderse. Caballos solitarios son infelices por eso necesitan compañía. A veces se utilizan cabras y otros animales para darle compañía a los caballos que están solos.

  8. El caballo tiene su propio lenguaje corporal.

    Algunos de los signos más obvios de un caballo agresivo, por ejemplo, es cuando echan las orejas hacia atrás. Cuando un caballo está corriendo y huyendo, cierran la boca y los labios para respirar por la nariz, pero cuando un caballo está relajado, los labios se separan. Un caballo con la cabeza alta puede ser un signo de que no le gusta esa situación y quiere huir. Cuando un caballo baja la cabeza es señal de aceptación.

  9. La jerarquía en el mundo del caballo.

    Los animales que viven en manadas tienen un orden de liderazgo. Ciertos animales son líderes naturales y otros son seguidores naturales. Con el caballo, esta jerarquía natural se establece mediante el control del movimiento. El caballo líder, que normalmente suele ser una yegua mayor, controla el movimiento y dirección de la manada y, de esa manera establece su papel como líder. Obtener el liderzago puede ser un proceso bastante sutil, a menudo el líder baja las orejas haciendo un gesto agresivo hacia otro caballo, el caballo agredido si acepta el liderzgo del éste retrocederá un o dos pasos y se lamerá los labios bajando la cabeza en señal de aceptanción.

  10. Los caballos son animales innatos

    Esto significa que el caballo nace neurológicamente maduro. Puede ver, oír, sentir, oler igual que como cuando están completamente desarrollados. Su capacidad de aprendizaje está en su punto máximo en los minutos, horas y días posteriores al nacimiento.
    Por ello para enseñar y adiestrar a un caballo, es importante hacerlo en la fase inmediata después de su nacimiento.

Relinchos y sonidos de los Caballos

El sonido más común entre los caballos es el relincho. A menudo denota un saludo o afirmación de su ubicación. Es el más largo de los sonidos del caballo. El tono puede ser bajo a alto dependiendo de la intensidad de la comunicación. Se puede escuchar hasta a más de 1 km de distancia. A menudo se escucha un relincho cuando un caballo está feliz de ver a otro o como una comunicación suave con un potro. También se utiliza para localizar la manada. El relincho no es inducido por miedo, sino más bien es una solicitud de información. Por lo general al relinchar, las orejas están erguidas hacia adelante, el cuello alto y la cola ligeramente levantada.

Investigadores suizos de Zúrich han analizado la estructura de unos 20 relinchos de caballos diferentes. Los datos sobre estos sonidos revelaron
que las vocalizaciones del caballo a diferencia de las de la mayoría de los mamíferos tienen dos frecuencias. Otro sorprendente dato vino cuando los investigadores compararon los tonos en situaciones positivas y negativas. En general se observó que los relinchos positivos eran más cortos. Por otro lado los relinchos negativos, que suceden cuando el caballo está estresado, suelen tener una frecuencia más alta y son sonidos de mayor duración.

A continuación una muestra de los diferentes sonidos más comunes que produce el caballo: