Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Oldenburgués

El caballo Oldenburgués es una de las razas más antiguas originadas en Alemania. Es uno de los caballos de deporte que sobresale en las disciplinas de salto y doma clásica. Además, es sumamente elegante y tiene un porte magnifico. Aquí te diremos todo lo que necesitas saber de esta raza de caballos. ¡Comencemos!

OrigenAlemania
Alzada1,65 – 1,79 m
Salto
Doma
Concurso completo
AsociaciónOldenburger pferde

Origen del caballo Oldenburgés

Primero debemos mencionar que esta raza se originó en Alemania como un caballo de batalla. Su historia viene desde hace unos 300 años en las provincias de Frisa Oriental y Oldenburg, lugar de donde recibe su nombre.

Su primer uso fue como caballo de arnés o caballo de entrenamiento para carruajes en el siglo XVI.

Pero gracias al conde Anton Günther de Oldenburg esta raza se hizo se hizo famosa en todo el muno.

El conde Günther cruzó caballos pesados frisones con caballos más refinados de pura sangre napolitanos y españoles, dando como resultado unos caballos más ligeros y armoniosos. De esta manera se creó la raza Oldenburgués, ideal tanto para tirar de carruajes como para montar.

Hay que mencionar que estos caballos eran propiedad del conde quien se los había comprado justamente para organizar un programa de cría selectiva. Esto logró que la nueva raza se desarrollara y sirviera de stock base de las grandes Oldenburgués modernos.

El conde al ver el gran desempeño de las razas mezcladas comenzó a importar más razas napolitanas y españolas para mejorar mucho más sus líneas de sangre. El resultado que se consiguió fue exótico y exitoso. Luego al pasar de los años el caballo Oldenburgués demostró adaptarse mejor al entorno conservando su tamaño y resistencia.

En los últimos años, desde el siglo XVIII hasta finales del siglo XIX, la sangre de diversas razas ha ayudado a mantener y mejorar su fuerza y rendimiento. Gracias a esto el caballo Oldenburgués se adaptó mejor a la silla y al trabajo agrícola.

Desde la década de 1950 esta raza ha sido perfeccionada y refinada con hannoverianos, anglo-árabes, selle français y holsteiners para mejorar sus rendimientos en las disciplinas de salto y doma.

Características del caballo Oldenburgués

El Oldenburgués es un caballo que se puede reconocer muy fácil gracias a las características físicas que posee. A continuación, te hablaremos de ellas detalladamente para que puedas diferenciarlos de las otras razas tú también.

Cuerpo

Es un ejemplar que se puede identificar mejor por la “O” y la marca de la corona en la cadera izquierda. Los ejemplares que forman parte del programa internacional, son reconocibles por una marca bastante similar. Salvo que tienen una “S” dentro de una “O” coronada e incompleta.

Luego, debajo de la marca están los números de vida del caballo. La marca oficial solo se puede colocar en caballos Oldenburgués antes de los dos años de edad. Sin embargo, algunas personas prefieren no hacerles esto ya que temen por el dolor que les pueda ocasionar.

Ya hablando de la apariencia, esta puede cambiar, una de las formas de describirlo es como un “caballo de sangre real” ya que por su porte realmente parece uno. Es un caballo que está entre los ejemplares grandes, posee una gran estura.

Tiene unos hombros fuertes, melena gruesa y completa hasta el fondo, espalda larga, cuello musculoso y cabeza bien ajustada con una excelente proporción con respecto al cuerpo.

Color

Entre los colores que presente la raza Oldenburgués están el bayo, negro, gris, castaño y marrón. Sin embargo, también se pueden encontrar ejemplares con otros colores. Es un caballo pesado que puede alcanzar las 770 kg.

Temperamento del caballo Oldenburgués

Es un tipo de caballo que destaca por su naturaleza noble. Siempre será fiel a sus jinetes. Pero es muy curioso, le gusta mucho vagar cuando se lo deja libre. Siempre está pendiente a lo que pueda encontrar. Si quieres domar uno de estos caballos o estás pensando en enseñarle algún truco seguro te irá bien.

Usos del caballo Oldenburgués

Es un caballo muy bueno para los deportes. Destaca en gran medida en el salto, doma y equitación general. Otro de los usos que tiene debido a su buena complexión es de equino para cazar.

Entre los caballos Oldenburgueses más famosos podemos destacar a Bonfire, de la amazona holandesa Anky van Grunsven ganadores de doma los juegos olímpicos del 2000.

Otro Oldenburgúes destacado es Sandro Boy, ganador mundial de salto en el 2006 montado por el jinete alemán Marcus Ehning.

Cuidados del caballo Oldenburgués

Es una raza muy vital, no se le conocen enfermedades graves o específicas, pero siempre es necesario mantenerlos con un buen control médico para descartar síntomas de afecciones.

Su esperanza de vida es bastante larga, unos 30 años si se mantiene con los cuidados necesarios. En cuanto a su aseo es necesario cepillarlo diariamente y bañarlo dos veces por semana.

El establo debe siempre ser muy espacioso pues no disfruta de espacios cerrados. Recordemos que es un caballo muy curioso y por esto es bueno dejarlo galopar libre durante algunas horas al día para que no se aburra.