Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Bosnio

caballo bosnio

Los caballos de raza bosnio se diferencian de otros ejemplares porque estos son una especie de poni de montaña. Su cuerpo, estructura ósea y extremidades son completamente diferentes a los caballos tradicionales. Simplemente al verlos, es fácil notar que no son habituales.

Se les conoce también como Poni bosnio, y su uso en la antigüedad, era para realizar trabajos de carga pesada de un lugar a otro. Este tipo de raza bosnio predomina mucho en países como Bosnia y Herzegovina.

OrigenBosnia y Herzegovina
Alzada1,30 – 1,45 m

Origen del caballo bosnio

El caballo bosnio es originario de los países Bosnia y Herzegovina, son autóctonos de esta región del planeta, usados en el sector doméstico. El 70 % de los caballos que hacen vida en estos países son bosnio lo cual los hace ser una raza muy importante.

Nacieron en 1908, tras un selectivo cruce de raza de caballos de montaña. Para ello, sus creadores iniciaron tres líneas de sementales conformados por caballos Agan, Barut y Miško. Las yeguas cruzadas fueron nueve líneas diferentes.

También, se usaron sementales árabes que mejoraron ampliamente la raza de los caballos de montaña bosnio. Sin embargo, para los años de 1992 y 1995, esta raza de caballos se vio disminuida, por los sucesos de la Guerra de Bosnia. Al finalizar la guerra, quedaron casi extinguidos, lo cual causó mucha conmoción en la región. 

Para el año 2002, solo existían 7.000 ejemplares bosnio lo cual representaba el 15 % de lo que existía antes de la guerra. Actualmente, esta raza no se ha extinguido del todo, gracias a las importaciones de caballos extranjeros a Bosnia.

Características 

El caballo bosnio se caracteriza por ser un animal que mide entre 1,30 metros y 1,45 metros. Su peso promedio es de unos 300 kilogramos para los machos, mientras que las hembras pesan no más de 250 kilogramos.

Su pelaje es de capas de color castaño y baya. Sin embargo, es posible encontrar bosnio con capas negras muy hermosos, siendo las más predominantes.

Con respecto a su condición física, los caballos de raza bosnio son robustos. Su pisada es bastante firme y sólida, lo cual les brinda equilibrio y mucha resistencia para sus actividades diarias. El pecho es bastante ancho. La grupa tiene una leve forma redondeada justo en la parte final de la cola.

Para su cabeza, la mayoría de los caballos bosnios tienen un perfil convexo. Sin embargo, otros tienen una estructura algo recta. Las orejas están perfectamente colocadas y siempre están levantadas como un símbolo de alerta. El pelaje que corre por su cuello (crines) y en la cola son realmente abundantes. 

Temperamento 

Con respecto al temperamento de los caballos de la raza bosnio, es necesario decir que son de carácter fuerte y bien marcado. Pero, son dóciles, agradables al trato lo cual lo hacen ser un ejemplar muy tranquilo y amigable.

Usos del caballo bosnio

En la antigüedad, los caballos de raza bosnio eran usados como animales de carga pesada por sus amos. Estos los cargaban de grandes cantidades de productos, equipos y alimentos que debían ser trasladados por la montaña de un lugar a otro.

Eran considerados animales domésticos, especialmente por su condición física la cual era robusta y con mucha resistencia. Actualmente, son usados como medio de transporte único para algunos ciudadanos de Bosnia y Herzegovina. También, siguen siendo usados como animales de carga en estas localidades, donde no hay otro sistema de transporte.

Estos caballos están en un nivel muy cerca de ser extintos, por lo que una granja Borike es la única en resguardarlo y tratar de presérvalos en el tiempo. Es un refugio en donde los crían, y cuidan a tal punto de darles una vida más acorde.

Cuidados 

Los niveles de cuidado que requieren estos caballos son mayores, considerando su uso de carga y traslado. Aunque se lucha para cuidarlos, es fundamental que estén bien hidratados y que no se exceda en el peso de las cargas ni las personas.

Es fundamental cepillar bien su pelaje, considerando que tiene en abundancia tanto en el cuello como en la cola. A pesar de que es una raza resistente y dura, requiere de muchos cuidados en sus extremidades, porque al ser de carga el mayor peso recae en ellas. Sus cascos deben estar óptimos para los difíciles accesos y rutas de Bosnia.