Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Budyonny

Caballo Budyonny

El Budyonny es una raza famosa entre los militares por su historia. Sin embargo, con el paso del tiempo este caballo ha conseguido una gran popularidad en diversas áreas. Continúa leyendo y descúbrelo todo.

OrigenRusia
Alzada1,60 – 1,78 m
Registrobudennyhorse.com

Origen del caballo Budyonny

Hablando del origen del caballo Budyonny, descubrimos que esta raza fue creada en la Unión Soviética. Esto data de la segunda década del siglo pasado. Por ese entonces se decidió hacer un cruce genético entre razas para crear un caballo militar nunca antes visto.

Para ese propósito se tomó dos en particular: el Pura-sangre Inglés y el Don Ruso. La unión se hizo en las caballerizas militares pertenecientes a la ciudad de Rostov. El proceso estuvo a cargo de Semyon Budyonny, figura heroica de la Revolución Rusa.

Fue él quien coordinó cada uno de los pasos que dio lugar al Budyonny. Y como es de intuirse, tomó su nombre de dicho héroe. El caballo no tardó en ganarse un renombre entre las fuerzas especiales del país, dada su capacidad para la monta militar.

Tras tantos años, el Budyonny sigue teniendo a Rostov como su lugar de crianza principal. Las caballerizas son propiedad del Gobierno, y contienen manadas compuestas por muchos potros. Desde pequeños se les da una crianza semisalvaje para adaptarlos mejor.

Características

El Budyonny tiene un cuerpo con un porte bastante aristocrático. Por eso tantos militares se sienten atraídos ante la elegancia que brinda montarse en uno. Para entenderlo más, vamos a enumerar sus características:

Colores variados

No existe un consenso generalizado sobre el color específico de estos caballos. Ello se debe a que las yeguadas han presentado muchas variaciones.

Sin embargo, por simple estadística el castaño es el más frecuente. En segundo lugar, estarían el gris y el baya. Finalmente, encontramos el negro y el laurel, los cuales casi nunca aparecen en ningún ejemplar.

Alzada promedio

La alzada regular o frecuente del Budyonny es de 1.65 metros. Ahora bien, algunos caballos superan por mucho ese rango, alcanzando incluso los 1.78 metros.

Cabeza uniforme

La cabeza de estos caballos cuenta con una increíble proporción. Su perfil oscila entre recto y cóncavo.

Frente, orejas y ojos

La frente del Budyonny es muy amplia, una de sus cualidades más elegantes. Por otro lado, tenemos que los ojos son bastante grandes, mientras que las orejas son muy pequeñas.

Cuello fuerte

El cuello en esta raza está muy unido a la cruz. Su longitud es notable, y posee un perfil recto. Además, contiene un buen porcentaje de la musculatura del caballo, lo que le da una apariencia robusta.

Hombros y pecho

El pecho en los caballos Budyonny es profundo y amplio. Los hombros son largos, con una inclinación muy sutil.

Piernas de gran longitud

Las extremidades del Budyonny son muy largas. Eso ocasiona que sean a su vez ligeras. No obstante, no significa que sean débiles. Antes bien, son otra de las zonas más fuertes del cuerpo.

Grupa y espalda

La espalda de estos caballos es larga y armoniza con la longitud de las piernas. Lo mismo pasa con la grupa, que posee una inclinación similar a la de los hombros.

Temperamento

Es bien sabido que los Budyonny son una raza con un temperamento un tanto difícil. Esto se explica fácil si nos remitimos a su formación militar. Afortunadamente, eso no les impide ser dóciles con sus jinetes.

A decir verdad, ese mismo carácter tan fuerte es el que hace al Budyonny un caballo leal. Quizá no cree un nexo tan rápido con su dueño, aunque una vez lo haga será para siempre.

Videos del caballo Budyonny

Usos

Pese a haber sido utilizados para actividades militares, el caballo Budyonny es actualmente un caballo deportivo. Tiene gran participación en diversas competencias, entre ellas el tiro ligero.

Cuidados del caballo Budyonny

El Budyonny requiere de una revisión constante en sus cascos, puesto que son una zona bastante sensible. De igual modo necesitas limpiar su establo al menos una vez al día, si lo dejas salir al aire libre.

Si lo mantendrás más encerrado, tendrás que asear el lugar dos veces. Asimismo, añade un 2% de su peso corporal en heno a cualquier dieta con que lo alimentes.