Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Don

Caballo Don

Entre las diversas razas de caballo existentes al día de hoy, el Don es una muy particular. No solo por su físico, sino además por su afable carácter. Quédate y descubre todo sobre estos increíbles animales.

Origen Rusia
Alzada1,50 – 1,60 m

Origen del caballo Don

El origen del caballo Don comienza con los caballos de estepa de las tribus nómadas. Los mismos entraron en contacto con razas como el Árabe-persa y el Nagai-mongol alrededor del siglo XVII. En épocas posteriores siguieron ocurriendo muchos cruces.

En el siglo XIX, ya en los últimos años, se mezcló el Don de esa época con tres grupos de sementales. Estos eran los Karabakhs, los Turcomanos y los Persas. Este cruce fue totalmente natural, dado que todas las razas habitaban la cuenca del río Don y el Mar Negro.

La última unión ocurrió hace poco más de un siglo. Esta vez, con Trotones de Orlov y otras razas de purasangre. Aunque ya para entonces el Don tenía una gran fama. Principalmente, por su participación en diversas guerras entre 1812 y 1814 al lado de los cosacos.

Cada una de esas batallas fue en contra de las fuerzas de Napoleón. Los caballos Don demostraron una gran gallardía frente a los que usaban los jinetes rivales. Por ese motivo quedaron inmortalizados en la historia como una raza guerrera.

Características

El caballo Don tiene características muy particulares, todas, producto de su larga evolución y de todos los cruces. A continuación, las examinaremos una por una.

Grupa redonda

La grupa de estos caballos está bastante redondeada. Es una característica que resalta mucho en relación con el resto del cuerpo.

Crin sedosa

La crin de los Don posee un pelaje bastante fino y sedoso. En cuanto a su tamaño, es relativamente larga.

Capas múltiples

El caballo Don puede desarrollar una gran cama de capas. Ahora bien, como sucede siempre, esta raza tiene algunos colores más frecuentes. A saber: tordo, alazán dorado, alazán regular y castaño. Algunas a veces desprenden reflejos dorados.

Alzada baja

La alzada de estos caballos es relativamente baja. Se encuentra en un rango de entre 1.50 a 1.60 metros. Unos cuantos ejemplares bien dotados han conseguido llegar a los 1.62 metros.

Ojos y orejas

Las orejas de los Don son muy pequeñas. A su vez, los ojos tampoco son tan grandes, aunque poseen una mirada muy inteligente.

Miembros largos y cuartos fuertes

Los miembros del Don son bastante largos. Especialmente, los posteriores. En estos también están unos cuartos traseros con bastante fuerza y resistencia.

Cabeza y espalda rectos

La cabeza en esta raza cuenta con un perfil rectilíneo absoluto. Ya en la zona de los ollares se vuelve todavía más fina. Lo mismo sucede con la espalda, que además de recta tiene una cruz que sobresale.

Cuello largo

El cuello del Don presenta una longitud notable. Del mismo modo, tiene un perfil recto muy similar al de la cabeza.

Tórax y pecho anchos

En esta raza hay una gran anchura en la zona del pecho y del tórax. Cabe destacar que son también muy profundos.

Temperamento del caballo Don

Se sabe que el caballo Don es de sangre tibia. De allí se deriva su carácter tan tranquilo. Es bastante dócil con las personas, aun si es primera vez que interactúa con ellas.

Por otro lado, esta raza denota mucha confianza y una regulación ejemplar. De esa misma manera, suele mostrarse independiente y autosuficiente. Su temperamento se mantiene moderado ante cualquier circunstancia.

Usos

Los caballos de esta raza son utilizados actualmente para la silla y para el tiro ligero. En ambas áreas se destaca por su tamaño y agilidad. Vale mencionar que es utilizado casi con la misma frecuencia en el transporte de cosechas y en labores de arnés.

Los caballos Don también son son aptos para el saltos, pero más en el ámbito de deporte para aficionados y menos en el terreno de deporte profesional.

Gracias a su carácter tranquilo también son usados para la policía montada.

Cuidados del Don

Para cuidar a los caballos Don es fundamental centrarse en su descanso. Necesitan una cama hecha con un material blando, como puede ser la paja. El ambiente tiene que estar libre de infecciones, por lo cual necesitarás retirar el estiércol diariamente al menos una vez.

La alimentación del Don exige que consuma al día entre un 3 y un 5% de su peso en heno. Este debe ir añadido al menú que hayas establecido para tu caballo. Si tienes dudas al respecto, siempre puedes consultar con un veterinario.