Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Alter Real

Caballo Alter Real

La raza Alter Real es una de las más elogiadas y elegantes que existen hoy en día. Estos caballos pueden sostener jornadas enteras con una actitud dócil y agradable. Aventúrate con nosotros a descubrir todo lo que hay que saber sobre ellos.

OrigenPortugal
Alzada1,50 – 1,60 m
Libro genealógicoCavalo-Lusitano

Origen del caballo Alter Real

El Alter Real tuvo su origen a mediados del siglo XVIII, específicamente en el año 1748. En esa época se trasladó a Portugal un grupo de yeguas andaluzas provenientes de Jerez.

La primera yeguada y las que la siguieron se fueron estableciendo poco a poco en la ciudad de Alter do Chao. De allí se desprende, en parte, el nombre. Cabe destacar además que dicha localidad ha sido residencia de esta raza a partir de entonces.

Un dato curioso es que Napoleón Bonaparte quedó encantado con el Alter Real y sus cualidades. Por esa razón tomó para sí la gran mayoría de los ejemplares que había durante los primeros años del siglo XIX.

Ese rapto puso en peligro la continuidad de la raza. Años después se intentó restituirla con otras yeguas también originarias de España. Sin embargo, no fue sino hasta 1942 cuando se logró recuperarla por completo.

Características

Es sabido que el Alter Real caballo es en buena medida un derivado del Lusitano, con el que comparte algunas cualidades. No obstante, es igual de cierto que presenta unas características que lo distinguen de él, entre ellas:

Cabeza fina

La cabeza del Alter Real presenta un perfil bastante recto y fino. En conjunto con eso tiende a permanecer erguida, con lo cual adquiere una imagen bastante elegante.

Rodillas flexibles

Los Alter Real corceles destacan mucho por contar con una flexibilidad incomparable en las rodillas. Esta característica les da la posibilidad de saltar con mucha facilidad.

Dorso y tercio posterior

El dorso del Alter Real es bastante breve en comparación con el de otras razas. Por su parte, el tercio posterior tiene una pequeña inclinación, la cual lo ayuda a remeter muy bien.

Cuello largo

El cuello de estos caballos es arqueado y bastante alto. Pero no solo posee buena longitud, sino también una buena musculatura. Esta última lo hace resistente para jornadas extensas, y le proporciona una gran movilidad.

Grupa redondeada y cola baja

En esta raza tan ágil la grupa está notablemente redondeada. Esto trae como consecuencia que la cola tenga una implantación un poco baja.

Alzada regular

La alzada de los caballos Alter Real tiene un promedio bastante regular. La cifra oscila entre los 150 y los 160 cm.

Tonalidades múltiples

En estos caballos encontramos una buena variedad de tonalidades. Dentro del amplio grupo que la conforma se destacan el bayo, el alazán, el tordo y el castaño.

Temperamento de los caballos Alter Real

Los caballos de la raza Alter Real tienen una actitud muy valiente. Son muy sensibles y dóciles, aunque al mismo tiempo presentan una fogosidad y vigorosidad muy elevadas.

A la par con todo eso es menester mencionar su grado de inteligencia. El Alter Real caballo está incluido entre las razas mejor dotadas. Es altamente inteligente, lo que le permite reaccionar con rapidez ante cualquier circunstancia.

Usos

Gracias a su capacidad para remeter bajo el centro de gravedad, estos caballos suelen usarse para doma clásica. Asimismo, es común verlos en equitación de alta escuela. Otro de los usos es el tiro de carruajes, trabajo que va estupendo con su elegancia natural. Y en menor medida se los utiliza en la corte.

Cuidados

Los cuidados de esta raza no son demasiado diferentes a los del resto. En líneas generales debes atender su alimentación y limpieza, procurando que sean regulares siempre. Aunado a eso ten en cuenta estos detalles:

Entrenamiento

Los entrenadores que uses necesitarán bastante paciencia. La raza Alter Real brinda excelentes resultados, pero es fundamental que cada caballo vaya a su ritmo.

Herramientas de limpieza

A los Alter Real Corceles se les debe aplicar champú equino. Solo así podrás cuidar lo suficiente su pelaje. Igualmente deberás usar cepillos tanto para los dientes como para la cola.

Dichos cepillos te permitirán remover el exceso de pelo, barro y cualquier otra suciedad. Puedes recurrir también a peines de melena o de curry, así como también a una cuchilla de expolio. Y no olvides revisar sus pezuñas diariamente.