Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Frisón 🐴 Todo sobre esta raza holandesa

Caballo Frisón

El Frisón es uno de los caballos más esbeltos y buscados. Tiene un galope muy elegante y una anatomía que se adapta a cualquier jinete. Acompáñanos a ver más datos interesantes sobre esta raza.

Además de ser un caballo barroco también es un caballo de sangre caliente.

OrigenHolanda
Alzada1,65 – 1,70 m
Doma
Enganches
Libro genealógicoKFPS

Origen del caballo Frisón

El caballo Frisón está contado entre los más antiguos que existen. Su origen tuvo lugar en Frisia, una de las provincias más famosas de Holanda. En un comienzo fue el resultado del cruce entre diversas razas.

Dicho cruce no fue accidental. Todo lo contrario: se buscaba una nueva raza que pudiese desarrollar una incomparable capacidad de tiro. El resultado fue tan bueno que diversas civilizaciones, entre ellas la romana, los usaron para la guerra.

El Frisón (caballo) permaneció sin cambio alguna hasta aproximadamente el siglo XV. En ese entonces se empezó a cruzarlo con ejemplares andaluces e incluso árabes. De esta nueva mezcla surgió la raza tal como la conocemos hoy en día.

La capacidad de estos caballos los mantuvo como la opción ideal para la doma y otras actividades. Sin embargo, el surgimiento de otras razas los fue desplazando hasta que casi se extinguieron. Por fortuna, se creó una asociación a tiempo para impedirlo.

Características

Si algo ha caracterizado al caballo Frisón es su mancha en la frente, que no excede los 3 cm de longitud. No todos los ejemplares la poseen, aunque sin dudas es una marca distintiva. En cuanto a características inequívocas tenemos:

Alzada notable

Los caballos frisones tienen una gran alzada. Esta puede llegar a ser de hasta 1.75 metros. Por otra parte, el promedio general se mantiene entre los 1.65 y los 1.70 metros. Es una media mayor a la de casi todas las demás razas conocidas.

Caballo Frisón
Caballo Frisón

Capas oscuras

Usualmente el Frisón presenta capas negras. Es el caso de la mayoría. Las únicas excepciones son el castaño y el azabache. Pero aun esos colores se presentan con tonalidades bastante oscuras.

Cuerpo compacto

El cuerpo del Frisón tiende a ser bastante compacto. Es corto siempre, aunque en el área del tórax tiene mucha amplitud. A su vez posee una musculatura muy resaltante distribuida en varias zonas.

Cabeza y cuello perfilados

La cabeza de estos caballos tiene un perfil recto. Por su lado, el cuello es considerablemente ancho, pero bien delineado, y posee una fuerza extraordinaria.

Pelaje frondoso

El flequillo del Frisón es muy poblado. A la par con ello encontramos que tanto las colas como las crines son extremadamente frondosas. El pelaje es muy extenso y algunas veces tiene ondulaciones naturales.

Extremidades esbeltas

Los miembros del Frisón se destacan por ser esbeltos y elegantes. Increíblemente, esa belleza no les impide tener una fuerza muy notoria. Esta última es la responsable de que sus extremidades sean tan potentes.

Ojos y orejas

Las orejas de esta raza suelen estar orientadas al frente, además de permanecer rectas todo el tiempo. Los ojos son grandes, y albergan un gran nivel de expresividad, por lo que su mirada resulta dulce.

Espalda pronunciada

Los frisones cuentan con una espalda ligeramente pronunciada y muy larga. Su forma es la de una cruz ancha. No obstante, es también inclinada, y con una fortaleza sin igual.

Temperamento

El carácter de los frisones es apacible y tranquilo. Esa cualidad los hace muy fáciles a la hora de manejar y de entrenar. Por si fuese poco con eso, han demostrado tener mucha capacidad de aprendizaje.

Es tal esa capacidad que el Frisón puede estar preparado en mucho menos que otras razas. Ello representa una inversión menor tanto en tiempo como en dinero.

Usos

Aun cuando muchas otras razas han llegado a competir con el Frisón, este sigue presente en muchas actividades. Entre ellas destacan primeramente las ecuestres. Otro de los usos que reciben estos caballos son las exhibiciones de equitación. Asimismo, se los utiliza para enganche y la doma clásica.

Cuidados del caballo Frisón

El Frisón necesita mucha atención en sus orejas. Debes limpiarlas frecuentemente con toallas suaves. Igualmente cuida sus dientes, dado que suelen crecer desigual, lo que le ocasiona dolores.

Un último cuidado es no utilizar demasiado champú al bañarlo. Eso pone en riesgo su color natural. Mejor opta por agua, la cual respetará mucho más su piel.