Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo AraAppaloosa

Caballo Araappaloosa

Pocos caballos se destacan de la manera en la que lo hace el AraAppaloosa. Este animal, fruto de un cruce excepcional, es hoy en día el favorito de muchos practicantes de rodeos. Sigue leyendo y entérate de todo lo que hay que conocer.

Origen del AraAppaloosa

El origen del caballo AraAppaloosa es bastante fácil de explicar. Sucede que es el resultado del cruce entre el Árabe y Appaloosa original. En ese sentido, es una mezcla perfecta entre el refinamiento del primero y el pelaje del segundo.

Pero hay más que decir. El AraAppaloosa es, al menos en buena parte, un intento de conservar a los Appaloosa criados por los nez percés. Estos son una tribu estadounidense muy antigua que se hizo famosa por los caballos que criaba.

El intento de preservación se debe a Claude Thompson, quien fundó el registro Appaloosa. Este hombre fue el responsable del cruce con los árabes a partir de ejemplares rescatados de la otra raza. Su actividad dio pie a los primeros AraAppaloosas.

En los tiempos que corren muchos de los caballos resultantes han sido cambiados al estilo Quarter. Esto porque el registro de los AraAppaloosa es abierto. No obstante, eso no cambia la gran calidad de sangre y crianza que tiene esta raza.

Características

Es verdad que a simple vista las características de esta raza son las mismas del Árabe y el Appaloosa. Sin embargo, una mirada profunda permite apreciar otros detalles muy propios:

Pelaje de leopardo

El pelaje de estos caballos es muy pecoso. Ello le da la apariencia de un leopardo. Es necesario mencionar además que es bastante sedoso al tacto.

Manchas condicionadas por el sexo

Si bien los AraAppaloosa tienen manchas independientemente de su sexo, este último las condiciona un poco. Por ejemplo, el color en los machos es más vivo.

Por su lado, las hembras tienen manchas y tonalidades un tanto más suaves. En algunos casos llegan a ser más opacas y de menor tamaño. A pesar de eso, relucen con igual intensidad.

Alzada baja

Los AraAppaloosa no son una raza particularmente grande. Su alzada es baja siempre, manteniéndose en un rango de entre 142 y 152 cm.

Cabeza de poco tamaño

El perfil de la cabeza de estos caballos es muy refinado. Sus dimensiones son pequeñas, aunque en ningún momento desentonan con el resto del cuerpo.

Perfil refinado

Si algo separa al AraAppaloosa de sus ancestros Appaloosa es su refinamiento. No es que aquellos no sean refinados, pero esta otra raza lo lleva al siguiente nivel. Por eso en los tiempos recientes ha sido su reemplazo en eventos de tipo desfile.

Cascos rayados

Esta característica viene directamente de los Appaloosa. No obstante, en los AraAppaloosa sirve como marca distintiva para reconocer la raza.

Los cascos del AraAppaloosa presentan rayas verticales. Si un ejemplar no las posee, quizás estés ante un caballo con características similares, pero no de esta raza genuinamente.

Temperamento

Los caballos AraAppaloosa cuentan con un temperamento muy dócil, llegando a ser incluso tiernos. Por lo tanto, son muy fáciles de enseñar y adiestrar, de modo que no tardan mucho en desarrollar una buena conducta.

Pero asimismo esta raza es muy sensible. Si sienten un maltrato, se resentirán enseguida. A causa de ello se vuelve conveniente prescindir de ciertos métodos a la hora de corregirlos.

Usos

El caballo AraAppaloosa recibe muchos usos hoy en día. Aunque ha cobrado mucha popularidad particularmente en todo tipo de rodeos. Entre ellos lo más común es utilizarlos a manera de caballos vaqueros. Otros jinetes los aprovechan para concursos más festivos hechos en pistas y en carreras.

Cuidados del caballo AraAppaloosa

Los cuidados del AraAppaloosa compaginan bastante bien con los de sus ancestros. Como estos últimos, tienen una piel considerablemente delicada. Aun si esto no les impide exponerse al sol, sí exige de su dueño un cuidado especial.

Lo más recomendable es no dejar al caballo durante muchas horas bajo el sol. Pero si debes hacerlo, te sugerimos utilizar bloqueadores solares específicos para los equinos.

De esa misma forma te recomendamos que cepilles sus cascos antes de montarlo. Esa zona suele albergar muchos insectos que eventualmente pueden suponer una terrible molestia para el animal.