Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Cob Irlandés

Caballo Cob

El Cob Irlandés también llamado caballo gitano es un caballo que levanta miradas en cualquier lugar. Su pelaje tan característico ha sido incluso materia de diversas animaciones. Más allá de ello, se trata de un amigo inseparable de los campesinos. Aventúrate a conocerlo mejor aquí y ahora.

OrigenIrlanda
Alzada1,49 – 1,59 m
Libro genealógicoTgca.co.uk

Origen del Cob

El caballo Cob tiene su origen en Irlanda. Allí era criado por gitanos y por viajeros de muchos países. Debido a la época, ninguno de ellos llegó a establecer un registro formal y oficial sobre la genealogía.

Originalmente se decidió crear esta raza por necesidades muy prácticas. Se necesitaba un caballo ágil, dócil y rápido. El resultado fue tan satisfactorio que estos animales no tardaron en ser solicitados. Eran una leyenda entre todas las demás opciones.

No se sabe a ciencia cierta cuáles fueron los caballos usados en el cruce. Algunos expertos teorizan que pudieron haber sido dos razas de ponis, los Dales y los Shire. Ambos en combinación con caballos Galloway, Clydesdale, entre otros.

Dado el inmenso valor atlético del Cob, no pasó mucho tiempo antes de que se fundara una organización para protegerlos. Así nació la Irish Cob Society. Esta es la única institución que puede determinar legalmente si un ejemplar es o no genuino.

Características

El caballo Cob irlandés posee una apariencia imponente gracias a su robustez. Pero es su pelaje el que lo hace destacar frente a cualquier otra raza. Veamos más características:

Musculatura desarrollada

El Cob tiene un sinfín de músculos por todo el cuerpo. No solamente hablamos de cantidad, sino que además están muy bien formados. Ello le da una fuerza incomparable.

Plumas en los miembros inferiores

Cuando hablamos de plumas no lo hacemos literalmente. Nos estamos refiriendo al pelaje que hay en las patas del Cob, al cual se le llama de ese modo. Otros lo denominan “cernejas”.

Sea como sea, este pelaje es la característica más particular de la raza. Comienzan en las cuartillas y bajan hasta los cascos, los cuales cubren por completo.

Alzada baja

Los Cob no son famosos por su estatura. Son en realidad muy pequeños. Su alzada oscila entre los 149 y los 159 cm. Por esa razón es muy común ver que se usa hasta con niños.

Capas de color sólido

Las capas en esta raza son sólidas en su mayoría. Algunos ejemplares son negros, otros blancos… En líneas generales pueden presentar casi todos los colores conocidos, salvo el albino.

Cuello corto

El cuello en el Cob es una zona bastante corta de proporciones. En contraste, es una de las partes con mayor número de músculos en estos caballos.

Lomo y grupa

El lomo del Cob es muy pequeño. Pero resalta por estar bien inclinado en relación con la grupa. Esta última es amplia y bastante robusta.

Ojos de colores variados

Los ojos del Cob están bien separados entre sí, y muestran una mirada muy atrevida. Sin embargo, su mayor cualidad son los colores.

Sucede que pueden ser azules, negros o avellanas. Y hay más: puede ocurrir que cada uno sea de un color diferente. Esta característica es prácticamente inexistente en el resto de las razas.

Temperamento

El caballo Cob irlandés tiene un carácter muy divertido y juguetón. Es muy fanático de las caricias. Siempre mantiene una buena disposición frente a cualquier tarea, y puede aprender en poco tiempo cosas completamente nuevas.

Usos

Esta raza es utilizada principalmente como caballo viajero y como apoyo en labores campestres. Es el compañero ideal de los campesinos irlandeses. Su utilización es ya una tradición histórica dentro de ese país.

Videos del Cob Irlandés

Cuidados del caballo Cob

El caballo Cob irlandés necesita descansar muchísimo. Para ello hará falta una buena cama. Puedes usar una de paja, aunque te recomendamos mejor una de cáñamo. La razón es sencilla: la primera suele ocasionarle afecciones respiratorias.

Asimismo, tienes que hacer un cambio regular del material de la cama. Una frecuencia aceptable e ideal es una vez cada semana. Aprovecha también la oportunidad para ventilar el espacio.

Como todos los caballos, el Cob necesitará una buena cantidad de agua. Asegúrate de que su bebedero esté limpio y lleno, para que se hidrate siempre que quiera. En promedio debería consumir unos 40 litros al día.