Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Frederiksborg

Caballo Frederiksborg

Aunque no es una de las razas con mayor número, el Frederiksborg es un caballo barroco que sigue siendo un caballo histórico. Muchos jinetes y criadores en el mundo optan por él antes que por cualquier otro. Sigue leyendo este artículo y tú mismo podrás adivinar por qué.

OrigenDinamarca
Alzada1,54 – 1,60 m
Enganches
Salto
Doma Clásica
Libro genealógicofhf.dk

Origen del Frederiksborg

La historia del caballo Frederiksborg comienza aproximadamente en 1562 en Dinamarca, antigua Prusia. En esa época el rey Federico los criaba en las cuadras de Frederiksborg que pertenecían a la realeza.

Luego de la muerte del rey, la raza empezó a ser usada principalmente para labores de alta escuela. En otros casos, se le utilizó para actividades de tiro y de caballería. En todas se destacó, sin dudas, y por eso era muy exportado a otros países.

Ahora bien, el incremento en la exportación supuso casi la extinción del Frederiksborg. Esto se debió a que ningún criador se preocupó por dejar suficientes ejemplares en el país. Y los que iban a las otras naciones eran utilizados para mejoramiento de razas.

Todos esos factores dificultaron la reproducción de estos caballos. Es un problema que sigue vigente aun en el siglo XXI. Afortunadamente para estos caballos, muchos propietarios han invertido grandes sumas para preservarlos.

Características

El Frederiksborg tiene unas características muy puntuales. Veamos rápidamente cada una de ellas:

Cabeza grande

La cabeza del Frederiksborg es bastante grande. Desde luego, eso no significa que luzca desproporcionada en relación con las demás zonas del cuerpo. Pero sí es una de las que más tamaño tienen en raza alguna.

Perfil recto

Esta es una de las características a las que se les debe la elegancia tan propia del Frederiksborg. Su perfil es bastante recto, sin inclinaciones sobresalientes.

Orejas de gran tamaño

Las orejas del Frederiksborg son tan notables como su cabeza. Tienen un tamaño bastante grande. Las dimensiones se notan todavía más en los ejemplares ya desarrollados.

Miembros gruesos

Las extremidades del Frederiksborg son muy robustas y gruesas. Tanto los brazos como las piernas poseen un diámetro amplio.

Grupa plana

Si bien la musculatura de esta raza está presente en todo su cuerpo, la grupa es plana. Esto no implica que carezca de fuerza en esa zona, sino que no se puede notar con la vista.

Alzada baja

Los Frederiksborg no son caballos altos. Su alzada se mantiene en un promedio de 1.54 a 1.60 metros. Pocos ejemplares superan ese límite, rondando ya los 1.61 metros en total.

Colores limitados

La gama de colores que pueden presentar estos caballos es bastante limitada. Tanto que es muy inusual que algún ejemplar sea de un color distinto al alazán oscuro.

Temperamento

El Frederiksborg es un caballo sumamente activo. Es prácticamente imposible distraerlo cuando está enfocado en realizar una actividad o alguna tarea.

Por otra parte, se destaca también su docilidad y buena disposición. Ambas permiten que sea muy sencillo conectarse con ellos. Incluso desde la primera vez te será fácil establecer un vínculo con tu Frederiksborg.

Tal vez esta raza no sea tan conocida por ser fanática de las caricias. No obstante, eso no niega que sean bastante atentos con sus criadores, a los cuales defenderán sin pensarlo.

Usos

En un principio los Frederiksborg fueron caballos para actividades militares, principalmente. Sin embargo, después de la Revolución Industrial eso cambió. Ya no era realmente necesario utilizarlos para las labores que hasta entonces habían estado haciendo.

Por supuesto que eso tuvo un impacto en la población de Frederiksborg. Pero de todos modos siguió siendo usado. En consecuencia, en pocas décadas se hizo un semental perfecto para la equitación.

Esa es su actividad corriente en nuestros días. Aunque hay otros usos, como la tracción agrícola y los paseos por plazas. Algunos pocos jinetes prefieren utilizarlos para el tiro ligero.

No hay muchos ejemplares de este caballo que se utilicen en disciplinas deportivas, pero hay algunos que han tenido éxito en las disciplinas de enganche, doma clásica y salto.

Videos del caballo Frederiksborg

Cuidados del caballo Frederiksborg

El caballo Frederiksborg amerita un cuidado especial en sus cascos. Debes revisarlos a diario, por lo menos una vez. A la hora de limpiarlos te recomendamos usar varios cepillos, ya que así la tarea será menos molesta.

Puedes también limarle las pezuñas. Es algo que se hace cada cinco o seis semanas para que el caballo mantenga su paso tan firme como siempre. Finalmente revisa el heno que consuma. Si está mohoso, mejor cámbialo.