Saltar al contenido
Paracaballos.com

Poni Pottok

Caballlo o Poni Pottok

Existen ciertas razas de animales que tienen tantos años en la tierra como la vida humana. Con el pasar del tiempo, las mismas se fueron desarrollando, adaptando y sobreviviendo a los cambios de la vida en la tierra.

Uno de ello es el caballo Pottok o Pottoka, que ha estado entre nosotros desde hace miles de años. Esta es una raza de equino bastante particular con una historia y características muy curiosas.

Desgraciadamente este poni semi-salvaje está en peligro de extinción, pero recientemente se han creado varias asociaciones para extender la popularidad de este equino.

OrigenEspaña
Alzada1.15 m – 1.47 m
Libro genealógicoPottoka.info

Origen de la raza de caballos Pottok

El origen de esta raza de caballos se remonta a muchos miles de años atrás. Se estima que la misma lleva viviendo entre nosotros desde el período Paleolítico de la historia. Esto se sabe y se confirma gracias a algunos jeroglíficos ubicados en las montañas de Los Pirineos, de donde es originaria esta raza.

Así pues, se trata de un caballo que desde sus inicios se adaptó a vivir en zonas montañosas. Específicamente en las zonas que unen a España y Francia. Poco a poco, con la reproducción del mismo, fue llegando a varias zonas de Europa e inclusive de Asia.

El nombre Pottoka viene del idioma vasco y se puede traducir al español como caballito. Debido a su tamaño, la raza Pottok es considerada como un poni. Dentro de la misma, hay muchas subrazas con características propias en varios países del mundo.

Características

La raza Pottok cuenta con características y rasgos generales muy marcados. Independientemente de las demás razas que provienen de la principal, las características principales se mantienen.

De ese modo, se vuelve sencillo identificar a este tipo de animal entre el montón. Lo único que debes hacer es visualizar en él las características de las que te hablaremos a continuación:

Tamaño promedio

Uno de los rasgos principales que permiten identificar a esta raza es su estatura. Ya que se trata de un poni, el Pottok no crece tanto como un caballo común. Normalmente el Pottok tiene una alzada de entre 1.15 m y 1.30 m.

Los Pottok de montaña suelen ser en general más bajos que los Pottoks de pradera que pueden llegar a medir 1.47 m.

Pelaje de invierno

Durante la época de invierno el pelaje de esta raza cambia y crece lo suficiente para protegerse del frío. Durante dicha época del año el pelaje de esta raza de equino puede llegar a crecer hasta 10 centímetros. Sin duda es un largo de pelaje bastante destacable entre los caballos.

Coloración del pelaje

Ahora bien, en lo que respecta al color de su pelaje, también es muy característico del Pottok. En la mayoría de los casos, tienen un pelaje negro bastante oscuro con manchas más claras alrededor del cuerpo. Algunos también tienen pelaje marrón o café. Quienes lo tengan así son resultado del mestizaje entre equinos.

Proporciones del cuerpo

Los ponis suelen tener proporciones distintas a los caballos comunes. En el caso de esta raza, su cabeza es el rasgo que destaca más. En comparación con el resto del cuerpo, la cabeza de esta raza es de gran tamaño y, por ende, muy pesadas. Esto hace que su cuello también sea más grueso que el de otros caballos.

Videos del poni Pottok

Temperamento

La raza Pottok se categoriza como una raza de caballos semi-salvajes. Esto es debido al hábitat en el cual se ha acostumbrado a vivir desde sus inicios. No obstante, pese a ello, suelen ser bastante amables y tímidos cuando alguien se les acerca.

Usos

Pese a ser un poni de tamaño relativamente pequeño, esta raza ha sido utilizado para trabajos fuertes desde la antigüedad. Durante cientos de años se empleó como tractor de carga para las minas, especialmente en las minas inglesas. Por si fuera poco, también fue utilizado en muchas granjas para labrar la tierra.

Cuidados

En lo que respeta a cuidados, el caballo Pottok o Pottoka no requiere cuidados mayores. Con las atenciones necesarias que todo caballo necesita recibir es más que suficiente. Es decir, una comida adecuada, entrenamiento constante para que se mantenga en forma y el cuidado de cabello.

Especialmente durante la época de invierno este poni necesita que se limpie y cepille muy bien su pelaje. De forma que le crezca totalmente sano y fuerte. Así podrá pasar los fríos días del invierno con un pelaje protector que le dará calor.