Saltar al contenido
Paracaballos.com

Caballo Trotador Español

Caballo Trotador Español

El Trotador Español es el caballo predilecto de las competiciones de trotones. Es algo que se entiende perfectamente cuando se conoce su historia y sus cualidades físicas. Descúbrelas a continuación con nosotros.

OrigenEspaña
Alzada1,60 – 1,70 m
UsosCarreras de Trote
FederaciónFederaciobaleardetrot.com

Origen del caballo Trotador Español

El origen del Trotador Español no está del todo claro. Se sabe a ciencia cierta que su historia se relaciona directamente con las carreras de caballo de trote en Mallorca. Las mismas comenzaron durante los últimos años del siglo XIX.

En ese entonces ya se buscaba una raza apta para dichas competiciones. Fue así como a principios del siglo XX se empieza a importar sementales anglo-normandos. Estos provenían de razas trotadoras. En consecuencia, su genética les hacía ideales.

Entre aquellos primeros años y la segunda década del siglo pasado, la raza fue creciendo. Se afirma que su desarrollo fue prácticamente natural, sin casi intervención humana. El sitio elegido fueron las Islas Baleares, que le dieron su otro nombre: Trotador mallorquín.

Por supuesto, la raza fue extendiéndose conforme su fama crecía. Sería difícil precisar un lugar donde no haya tenido participación o sea criado. A la fecha no ha dejado de ser el equino favorito de grandes inversores de los trotes equinos.

Características

Al caballo Trotador Español se le suele destacar por su equilibrio entre robustez y elegancia. Estos animales brindan una imagen de fortaleza, con un toque de pulcritud incomparable. Todo ello gracias a las siguientes características:

Capa variada

La capa del Trotador Español suele ser alazana o castaña. Sin embargo, es común que en las rodillas del caballo haya un tono tordo o negro. Por otro lado, es igual de usual que en la cabeza existan ciertas marcas blancas. Lo mismo con los miembros, aunque con menor frecuencia.

Tercio posterior

El tercio posterior del caballo Trotador Español cuenta con una musculatura muy esbelta. Es una de las zonas más robustas de su cuerpo.

Miembros largos

En estos caballos todas las extremidades son de gran longitud. Asimismo, cada una tiene un idéntico nivel de fuerza.

Dorso y espalda

La espalda es una zona sumamente robusta en el Trotador Español. El dorso, de tamaño amplio, también posee un notable grado de robustez.

Alzada alta

Como sucede con muchas otras razas, en el Trotador Español la alzada es relativa. Depende mucho de si el caballo es macho o hembra.

No obstante, en cualquiera de los casos es elevada. En las hembras existe una alzada promedio de 1.60 metros. Respecto a los machos, la altura media alcanza ya los 1.70 metros en total.

Temperamento

Contrario a lo que su fuerza pudiera sugerir, el Trotador Español es un caballo muy amable. Siempre mantiene una buena disposición y un completo nivel de obediencia. Por ende, es un equino al que se puede enganchar con mucha facilidad.

Además de colaborador, el Trotador Español es muy valiente. Los ejemplares se muestran audaces incluso desde sus primeras carreras, cuando aún carecen de experiencia.

En conjunto con todo lo anterior, vale la pena mencionar su resistencia. Esta raza da todo de sí durante las competiciones, llegando a soportar jornadas muy pesadas. Y a cambio de tanta docilidad lo único que espera de su jinete es un buen trato.

Usos

Desde el principio de su crianza y todavía al día de hoy, el Trotador Español tiene un uso predilecto. Este no es otro que la participación en carreras de trote.

Ya sean con enganche o con montura, estos caballos son los grandes favoritos. No es para menos, considerando que sus cualidades se adecúan a la perfección para competencias de esa clase.

Cuidados del caballo Trotador Español

Por su contextura y composición, el cuidado más importante del Trotador Español tiene que ver con mantener su forma. Esto se logra a través de una alimentación balanceada con un buen entrenamiento.

En teoría, los trotadores deberían comer a diario un 3% de su peso total en heno. Es una medida relativa, pero el tamaño de estos equinos hace que siempre sea una cantidad enorme.

Por otro lado, debes dejar que tu Trotador Español salga al aire libre de modo constante. Estos caballos no están hechos para el encierro. Mucho tiempo en el establo afectaría sus capacidades.